30 abr. 2012

Cerrito 570. El cine Metro. Es jueves.

Hace tiempo atrás se anunciaban estrenos por cada semana y vos buscabas en el diario por cines o te acercabas a las boleterías para ver que se proyectaba.


El señor de la Boletería siempre estaba de moñito y adentro de ese lugar  solamente el decidía si había más entradas. Al ingresar te acompañaban los acomodadores que te vendían el programa y caminaban con chaquetas engalonadas por los pasillos alumbrando con linternas.
Asimismo previo al comienzo de la función, de pronto aparecía el vendedor de caramelos, helados, confites, maní con chocolate.  Todos sabíamos que eran más caras esas golosinas, sin embargo comprábamos. Yo elegía  confites sugus y algún choco para ver la peli.


El cine es una sala desierta de semana, donde son pocos los que van a la Primera Función, esa combinación  me vuela la cabeza. Y el cine Metro era un refugio para mí durante varios jueves, durante esos años.
En esas épocas no trabajaba los días jueves y hacía mis cosas y entre ellas incluía como programa ver una peli. Salía de casa decidida a hacer lo que llamo "los placeres sencillos", me unía a ellos cada jueves, donde luego de la rutina de terapia me dedicaba a recorrer algún rincón de la ciudad para luego refugiarme en mi mundo.
Esa tarde de la que hoy hablo, ví La Celebración. En danés (Festén), primera película del movimiento Dogma.
Caí de casualidad, y me encontré con una película increíble, que cuenta una serie de verdades un tanto desagradables, diría turbias que son reveladas en el cumpleaños numero 60 del jefe de la familia.


Hubo una frase de Oscar Wilde que me unió a ese peli, a esa tarde y a todos los momentos de los que conté: "Adoro los placeres sencillos, son el refugio de los complejos".
Cerrito 570 ahora es una tanguería, yo desenmarañé una serie de complejos personales y hace unos días atrás encontré la peli en un localito de Primera Junta. Me la traje para verla alguna tardecita nuevamente.


Ahora a veces voy al cine de las salas premium, donde también te acercan una carta para tomar algo o incluso cenar si así lo deseas.
Las pelis previamente las elijo por internet, y sigo yendo preferentemente a la Primera Función. El cine Dogma tiene objetivos y reglas que cumplir y se privilegia sobretodo la historia que tiene para contar y la interpretación de los actores.


Primera función te recomienda esta peli, como así también ir a la Primera Función. Todavía no fuiste ?

No hay comentarios:

Publicar un comentario